Cómo sembrar Pitahaya: Guía básica y consejos

como se siembra la pitahaya

Se conoce a la pitahaya como una fruta que ha aumentado su consumo durante los últimos años. Hay muchas variedades de ella, siendo llamativa y contando con color rosado o amarillo.

Además, tiene una pulpa blanca, rosa o amarilla, siendo cultivada en muchos lugares del mundo. Su siembra ha aumentado de forma considerable, siendo un proceso sencillo de comprender cuando se realiza correctamente.

Tabla de Contenido

    Proceso para sembrar la pitahaya

    Esta fruta puede ser plantada con sus semillas o sus esquejes, pero la siembra con semilla es más lenta. La misma, puede durar años en dar frutos, lo cual puede afectar su comercialización y consumo.

    El tiempo es importante en este caso, pero la siembra por esquejes es un cultivo más rápido en brindar resultados. Por ello, si quieres realizar la siembra, debes tomar una zona al aire libre y amplia o una maceta.

    Esta última debe contar con mucha profundidad y agujeros de drenaje. Si se planta la pitahaya en el exterior, debe tomarse una zona que cuente con muchas horas de luz solar.

    Si se está en una zona lluviosa o fría, es mejor tenerla en el interior para que no muera. Tiene que usarse sustrato de cactus o tierra que sea arenosa y brinde un buen drenaje.

    De usar un esqueje, es recomendable que sea con uno que tenga, mínimo, 2 años de edad. Este debe dejarse por 5 días en la sombra antes de la plantación de la pitahaya.

    Luego de ello, se debe trasplantar a la maceta en un lugar soleado, regándose solo cuando se note seca. Pueden usarse fertilizantes para cactus cuando se da el trasplante y cuando haya mucho calor.

    De querer realizar otro trasplante definitivo, tienen que pasar 4 meses, dejando así crecer la planta hasta el final.

    Mantenimiento de cultivos de la pitahaya

    El exceso de humedad es muy peligroso para esta planta, por lo que debe evitarse para que no enferme. Es recomendable que solo se realice cuando todo el sustrato se encuentre seco y la planta lo necesite.

    Tiene necesidades iguales a muchos cactus, usando tierra o sustrato a la que se debe agregar fertilizante especializado. El mismo debe colocarse una vez al mes o dos veces cuando sea verano o primavera.

    La pitahaya tiene que ser podada para dar forma luego de trasplantarse, logrando una estructura y producción de frutos correcta. Tienen que eliminarse los brotes, exceptuando una o dos vainas en el extremo.

    Luego del tercer año de vida, se hacen las podas de producción para poder eliminar las vainas que no fructifican. Todos estos frutos se pueden reconocer por tener forma escalonada entre otoño y primavera, evitando así su poda.

    Cada fruto se tiene que recoger cuando tengan un color rosa, amarillo o rojo brillantes. Así, podrá probarse su sabor dulce y saludable, siendo una fruta beneficiosa para la salud y el cuerpo.

    Las semillas de la pitahaya pueden consumirse, otorgando los mejores nutrientes a quienes lo hagan en desayunos de forma constante.

    5/5 - (6 votos)

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir